IMPERDIBLE






Mini cohete casero paso a paso

cohete casero Hacía rato que no publicaba y nada mejor para remediarlo, que algo divertido. Se trata de un sencillo y pequeño cohete que podemos hacer en casa. El video muestra como construirlo y además tiene al final los bloopers ocurridos durante la filmación. El principio de funcionamiento es el mismo que el de cualquier cohete, por lo que es un buen experimento para iniciarse en el tema.
Sólo me queda decirles que no olviden usar protección para sus ojos.

Ahora que viste lo sencillo que es ¿te animas a fabricar tu propio cohete?



13 Comentarios en IMPERDIBLE
  1. Cris says:

    Hola!! Solo que supieras que has sido galardonado con un premio de mi blog. Te lo mereces!!

  2. SUYUZ TM says:

    bueno franco estaba pèrdido un tiempo pero volvi..che suerte el jueves…toma nota de todo ..que voy aprecisar todo lo tu yo..

    exitos!!!

  3. Anonymous says:

    podés ser el pionero de la cohetería mundial

  4. Andrea says:

    excelente blog!!!

    Saludos

  5. Kursader says:

    Yay acabo de verte un comentario en mi blog antiguo(oscilator) y veo que tu blog es bastante bueno :D , Un saludo!

  6. Juan Ignacio Casaubon says:

    LA LEYENDA DE LA FRUTA MARRÓN

    Había una vez en Andorra un vendedor de frutas. Estaba casado con una francesa y tenía dos hijos, uno de cuatro años y una de dos. Los cuatro hablaban el castellano y el francés. No era un comerciante cualquiera, había podido hacer algunos cursos de filosofía. Era respetado en su ciudad.

    Las artes y las ciencias estaban en pleno desarrollo. Pero lo más interesante es que se había descubierto la redondez del planeta y las lejanas tierras situadas al otro lado del océano.

    A la gente le gustaba viajar allende los mares y traer todo tipo de souvenirs exóticos de América.

    Fue así como llegó la fruta marrón, del grosor de un puño y agradable ya sea cocida o cruda. Dentro de las frutas conocidas se parecía a la manzana y a la pera. Algunos ejemplares tenían forma de pera, otros de manzana.

    Fue así que se produjo en la ciudad una división entre la gente. Unos decían que se trataba de una manzana y los otros que era una pera.

    Los comerciantes de frutas se dividían en dos. Unos vendían pera y otros manzana. Puesto que la fruta marrón se veía como un buen negocio, se entiende que ambos grupos de comerciantes reivindicaran para sí la exclusividad de la venta de la fruta marrón.

    Habiendo subido el tono de la discusión, la corporación de comerciantes decidió mandar la fruta a la Universidad para que estudien su naturaleza. Allí se hicieron proyectos de investigación a largo plazo, donde también fue propuesto el tema como tesis de los doctorandos.

    Es cierto que los estudiantes están por encima de las preocupaciones de los profesores ya que a ellos solo les interesa “el pueblo”. Sin embargo no fue así en este caso. Se formaron dos fracciones, el PP (Partido de la Pera) y el PM (Partido de la Manzana).

    ¿Cual fue la actitud de nuestro comerciante de frutas? El dudaba. Es cierto que estaba entre los vendedores de manzanas, pero estaba la posibilidad de conseguir una licencia para abrir filiales nuevas en pueblos vecinos donde vendería pera.

    Él se retiró a reflexionar sobre la naturaleza de la fruta, descuidando sus deberes familiares y se lo veía cabizbajo y meditabundo y a veces hablaba solo:

    Qu’ est ce que c’est ?

    Al fin de cuentas había estudiado cursos de filosofía donde se hacían siempre esta pregunta. Pero el tema lo hacía adelgazar y le daba insomnio.
    Hasta se olvidaba de pagar el hotel de su mujer, quien no recibía cartas como era de costumbre.
    Su mujer estaba pasando sus vacaciones en la playa con su hijo mayor. La otra hija, de dos años, había quedado en la ciudad, con él, porque no le hacía bien el sol.

    Él había oído hablar de los primeros resultados sensacionales de un grupo de investigación dirigido por el profesor La Reynette. Lo fue a ver y le preguntó:

    Qu’ est ce que c’est ?

    El profesor le mostró cinco trabajos recientemente publicados donde se deducía, provisoriamente, el origen manzanezco de la fruta marrón basados en mediciones de precisión del almidón y azúcar de la misma.

    Sin embargo el decano Caumissee, defensor del origen del tipo pera, criticaba los escritos de La Reynette por haber analizado especímenes localmente extraídos. El trabajo del decano era en cambio de tipo global.

    Dejemos por un instante las reflexiones de nuestro comerciante. Su hija menor se divertía jugando con las frutas marrones, ya las hacía rodar, ya se las tiraba a los gatos vagabundos que pasaban por su vereda. A ella le gustaba ver a los más pobres comerciantes, que en bicicleta ofrecían la fruta marrón:

    Vendo papas, vendo papas!

    Un día llegó la mujer y su hijo mayor. Este, viendo el nuevo “juguete” marrón le preguntó a la chiquita:

    Qu’ est ce que c’est ?
    Es una papa !

    Fue en este instante que nuestro comerciante conoció la realidad de la fruta marrón. El comprendió la respuesta de su hija de dos años. La fruta marrón no era ni una pera ni una manzana sino una papa. Era simplemente algo nuevo.

    Ni los profesores ni los estudiantes habían podido reconocer algo nuevo. Ellos y nuestro comerciante de frutas eran demasiado viejos como para admitir algo nuevo que no conocían.

    Todo terminó bien. A pesar de los días perdidos por las refriegas entre estudiantes por PP y PM, todos pudieron dar sus exámenes. Y empezó así un nuevo capítulo de investigación sobre la papa recientemente descubierta.

  7. Yahuan says:

    Me recuerda a una escena de la película Toy’s story o algo así

  8. marina says:

    huy una vacaneria los esperimentos me encantan

  9. esteban says:

    me encanta el blog me pongo horas mirando los experimentos

  10. jeremias says:

    si agrego mas fosforos volara mas alto ? es que no me quiero arriesgar

Deja tu comentario
Tu Comentario