Sencillo pero Impresionante | Experimento Casero con una vela






Encender una vela a distancia

Experimentos Caseros con Vela

Si hacen memoria, ya vimos algunos experimentos caseros con velas, como por ejemplo “Vela y agua que sube” y Experimento centro de Gravedad. El experimento que haremos hoy también es sencillo como ellos, pero no por eso deja de ser muy impresionante.

Tengo que reconocer que, la primera vez que lo vi, descreí totalmente. De todos modos dejé el video en favoritos, hasta que hace un par de días decidí replicar el experimento. Para mi sorpresa, sí era posible, y obviamente tiene su explicación mediante la ciencia.

Materiales:
* 1 Vela
* Encendedor o Chispero

Procedimiento:
Primero tienes que encender la vela y dejarla algunos segundos hasta que la cera inmediatamente debajo de la llama quede en estado líquido. Cuando eso suceda, apaga la vela son un soplido brusco, pero no continuado, pues no debes de enfriar la cera y la mecha.

Verás que se desprende una columna de humo al apagarse, que sube en casi en línea recta si el aire esta calmo. Toma el encendedor o chispero, y coloca su llama sobre la columna de humo. Verás que una pequeña llama baja por ella y termina encendiendo la mecha.

Experimento Casero con una vela

¿Cómo funciona?
A diferencia de lo que solemos pensar, la mayoría de los combustibles en estado sólido y líquido no pueden encenderse como tales. Mas bien, primero tienen que transformarse en vapor y luego sí entran en combustión.

Las normas ISO han definido un nombre para ello. Correctamente, se llama Punto de Inflamación y es:

La temperatura mínima y necesaria a la cual un material inflamable comience a desprender vapores que, al mezclarse con el aire y una fuente que aporte energía necesaria para la ignición, se inflame y continúe ardiendo luego que se retira la fuente de ignición.

La cera de la vela es un compuesto llamado parafina. Ella también necesita vaporizarse primero, para poder entrar en combustión. Cuando encendemos la vela, es justamente eso lo que sucede.

Cuando la soplamos y logramos apagar, todavía siguen generándose vapores de parafina, que en presencia de una nueva fuente de energía (una llama) vuelve a encenderse.

Yo realicé el experimentos con dos diferentes marcas de velas, y la distancia máxima de la mecha a la cual podía encenderse variaba un poco, por lo que puedo afirmar que el experimento se ve un poco afectado por eso.

Por otra parte, no he logrado encender la vela a una distancia como la del video, pero si reproduje el experimento con ésto a una distancia apenas menor. Recuerden además que el aire debe estar extremadamente estanco, de modo que los vapores inflamables no se dispersen.

Espero que les haya gustado este sencillo experimento. Seguramente, estarán dudando sobre la veracidad del experimento, como me sucedió a mi la primera vez que lo vi. No te preocupes, es normal, y eso forma parte de tu opinión crítica, lo cual es muy valorable.



2 Comentarios en Sencillo pero Impresionante | Experimento Casero con una vela
  1. Banelly;) says:

    A esto tambien se le puede llamar reacion quimica de reduccion-oxidacion?
    Saludos!(;

    • Experimentos Caseros says:

      La combustión es una reacción de óxido reducción, así que podrías vincularlo. De todos modos, hay otros experimento de óxido reducción mas específicos. Saludos.

Deja tu comentario
Tu Comentario