Motor Líquido Casero






Motor casero de fluido sin piezas mecánicas móviles

Motor Líquido

A continuación vamos a ver cómo hacer un motor líquido. Es un experimento casero no muy difundido, principalmente porque sus resultados no parecen ser tan “interactivos y sorprendentes” como por ejemplo un cohete casero o tantas otras experiencias. Lo realmente impresionante es el fenómeno que esta ocurriendo y gracias al cual funciona el experimento.

Materiales:
* Imán potente
* Recipiente metálico de aluminio
* 15 a 20 cm de tubo de cobre
* 60 cm de cable o conductor eléctrico aislado
* Batería de 9 voltios
* Cinta adhesiva
* Sal de mesa

El imán como el que usan en el vídeo, lo conseguirás de un altoparlante grande. Puedes pedirlo en casas de audio de un parlante en deshuso. Si tienes un imán grande de neodimio (color metálico), será mucho mejor, aunque si haces el motor líquido con uno cerámico (esos negros) también funcionará.

Es común que se realice este experimento con vasos metálicos de acero. En realidad eso no esta bien, ya que si utilizamos un material ferromagnético (como el acero) estamos desviando las líneas de campo magnético del imán. El recipiente debe ser de aluminio, cobre o cualquier otro material que no posea propiedades magnéticas (que no lo atraiga el imán). Si no tienes un recipiente como tal, puedes hacerlo de otro modo. Toma un tarro plástico (por ejemplo) y lo recubres interiormente con papel aluminio, chapa de cobre o bronce, o lo que consigas. Recuerda dejar una saliente para poder conectar a él uno de los conductores.

En el video utilizan un trozo de tubo de cobre. Si no tienes uno no te preocupes, puedes utilizar cualquier otro objeto metálico y cilíndrico que sea conductor de la corriente eléctrica.

Procedimiento:
Como ya dijimos, si no tienes un recipiente metálico que no sea ferromagnético, forra interiormente uno de plástico. Deja una saliente y en ella conecta uno de los conductores.

Debes cubrir uno de los extremos del tubo de cobre o lo que conseguiste con cinta adhesiva. No lo debes cubrir por completo, sólo el extremo. Lo que necesitamos es que el extremo del tubo que introducimos dentro del recipiente no entre en contacto con éste, ya que si lo hace estamos generando un perfecto cortocircuito. En el otro extremo del tubo debemos conectar el otro conductor eléctrico.

Coloca el imán sobre la mesa y sobre éste pon el recipiente. Introduce el tubo de cobre. Coloca unos 5 centímetros de agua aproximadamente y agrega un par de cucharadas de sal de mesa. Para terminar conecta el conductor del tubo y el del recipiente a los terminales de la batería. Como verás, el líquido comienza a girar en un sentido. Si inviertes los terminales en la batería girará en sentido opuesto.

Para que el efecto sea mas apreciable, puedes colocar pequeños trozos de pimienta en el agua, ellos quedarán en la superficie y serán arrastrados fácilmente por la corriente del líquido.

¿Cómo funciona?
El funcionamiento puede explicarse gracias a la Ley de Lenz, tal y como vimos cuando fabricamos un motor homopolar casero.

Cuando una carga eléctrica viaja a una velocidad bajo la influencia de un campo magnético, recibe una fuerza que intenta desplazarla de esa trayectoria. En la siguiente imagen se aprecia este fenómeno:

Ley de Lenz

La sal de mesa es sólo para crear iones en el agua (que no es conductora) y así transformarla en un líquido conductor de la corriente eléctrica.

Cuando conectamos los cables a la batería, la corriente comienza a circular. Los iones (que tienen carga eléctrica positiva o negativa) comienzan a moverse dentro del líquido. Los iones positivos son atraídos hacia donde esté conectado el terminal de la batería negativo, y los iones negativos hacia el terminal positivo.

Pero son cargas moviéndose, y además tenemos un campo magnético proporcionado por el imán que esta debajo del recipiente. Eso da como resultado que los iones reciban una fuerza gracias a la Ley de Lenz en sentido perpendicular a la dirección que llevaban (radial); el líquido comienza entonces a girar.

Cuando invertimos los terminales en la batería, la corriente circula en sentido inverso, la fuerza cambia de sentido y es por ello que el motor líquido comienza a girar en la dirección opuesta.

Si damos vuelta el imán, estamos cambiando la dirección del campo magnético dentro del recipiente, y eso tiene el mismo efecto que invertir los terminales.



12 Comentarios en Motor Líquido Casero
  1. Eelii P"rez says:

    Wow qe lindos todos los experimentos

  2. ricardo says:

    muy bueno el experimento sencillo y rapido de hacer

  3. mario calderas nonato says:

    we eres super me acabas de salvar de una tarea gracias llevaba tiempo buscando los demas valen cabeza en fin muchas gracias

  4. Deimos says:

    Pregunta. ¿se debe forrar el extremo del tubo que va dentro del agua?
    Y algo más ¿Si utilizo un par de pinzas, una va en la parte de arriba del tubo y la otra va en el borde del recipiente?

    • Experimentos Caseros says:

      Hola Deimos: así es, sólo el extremo. Es para que no toque con el “metal” del vaso y produzca un cortocircuito, pero debe quedar caño de cobre al descubierto dentro del líquido.

      Una de las pinzas va en el recipiente (vaso) y la otra en cualquier parte del tubo, no es necesario que sea en la parte superior.

      Saludos!

  5. Hanging Tree says:

    Estuve viendo un experimento parecido, pero no usaban sal, sino sulfato de dobre y parece 2ue el efecto se veia más. Es el mismo experimento y podria usar sulfato de cobre en este caso?

    • Experimentos Caseros says:

      Así es, lo importante es que coloques una sal, la cual se convertirá en iones al disolverse. El resultado de ésto es un líquido conductor de la electricidad. Puedes utilizar sulfato de cobre o cualquier otra sal. Saludos!

  6. pinguin312de says:

    grasias

Deja tu comentario
Tu Comentario